Gracias al internet y al desarrollo de las tecnologías de la información, los pagos digitales se están convirtiendo en un eje central para la estrategia y operación de todos los negocios, independientemente de su industria o tamaño. Estudios indican que las billeteras digitales son una de las tendencias con mayor crecimiento a nivel mundial, y ya para el 2019 se cuantificó que un 22% de las compras en tiendas se hicieron a través de pago móvil.

Esto suena súper bien, pero en Centroamérica y el Caribe parece ser que no se les está sacando “el jugo” a estas nuevas tecnologías. Si bien es cierto, la pandemia del Covid-19 ha motivado la aparición de diferentes soluciones de pagos digitales sin contacto, los dueños de los comercios las siguen percibiendo como tradicionalmente han visto a los pagos electrónicos: como un costo de hacer negocio debido a la comisión por transacción que cobran – incluso como un mal necesario que solo termina reduciendo sus márgenes.

En este contexto, la estrategia de los comercios ha sido tratar de reducir ese costo por transacción, y en el proceso han tomado decisiones como subir el precio del producto, definir montos mínimos para no dañar sus márgenes o simplemente seguir cobrando en efectivo (lo cual retrasa la transformación digital del país). Sin embargo, luego de platicar con varios dueños de comercios, nos dimos cuenta de que la raíz del problema no solo es la alta comisión, sino la falta de entendimiento de las necesidades de los negocios de la región por parte de los proveedores de pago, y su falta de creatividad para construir modelos que se puedan monetizar no solo mediante comisiones por transacción, sino a través de otros servicios digitales (centrados o no en el pago) que generen valor para las operaciones de los comercios. Recuerdo lo que me decía el dueño de un importante grupo restaurantero: «Alejandro, la comisión es algo a tener en cuenta, pero más importante es que me ayudes a pegarle al medio del P&L.» Con P&L se refería a su estado de resultados (profit and loss) y con «pegarle al medio» se refería a eficientizar sus costos operativos.

Es importante entender que el 90% de las empresas en la región son MiPYMEs (la mayoría emprendimientos, micro y pequeñas empresas) y por lo tanto no tienen el poder de negociación para bajar esa comisión frente a los proveedores de pagos tradicionales, ya que depende principalmente del volumen de ventas. Pero también hay que darse cuenta de que estas empresas tienen muchas otras necesidades sin resolver que van más allá de aceptar pagos digitales. Han tenido que cruzarse de brazos y ver como hacerle frente con lo que tienen. 

Cada centavo cuenta

Es aquí donde teip empieza a crear valor para nuestros comercios afiliados. De manera concreta, teip es un plataforma digital que le permite a cualquier comercio de cualquier tamaño (retailers, restaurantes, tiendas de conveniencia, farmacias, supermercados, gasolineras, etc) aceptar pagos móviles en sus sucursales a una comisión competitiva gracias a nuestra tecnología de agregación y procesamiento de pagos. Sabemos que cada centavo cuenta para los comercios y queremos ayudarles a que se ahorren lo más que puedan. También sabemos que el 65% de las consumidores ya son Millennials y Gen Z, y que están demandando experiencias de pago móvil fáciles para hacer sus compras del día a día. Nuestro propósito es habilitar a todos los comercios de la región para que puedan ofrecer pagos móviles sin contacto en sus puntos de venta físicos y digitales, pero no nos quedamos solo con eso, porque sabemos que las necesidades de los comercios van más allá. 

Mucho más que pagos

A diferencia de otras soluciones de pago sin contacto, teip no solo busca ser un método de pago más, sino un catalizador de crecimiento. Por eso, teip está en constante iteración para crear herramientas digitales que faciliten a los comercios ejecutar diversas tareas de forma exitosa. Somos un activo digital para los comercios, y ese propósito nos ha llevado a desarrollar funcionalidades como:

  • El multi-pago, que facilita a los restaurantes cobrar a grupos de 2 o más personas de forma rápida y evitar los dolores de cabeza (para el mesero y el cliente) de dividir la cuenta.
  • Las push de pago, que facilita a los comercios (idealmente a los que tienen delivery) cobrar de forma remota a sus clientes sin la inseguridad de los links de pago a través del teiptag del cliente (su identificador o handle personal)
  • El dashboard operativo, que presenta analíticos claves del negocio y del comportamiento de compra de sus clientes para tomar mejores decisiones;
  • o los servicios de datos para mercadeo digital, que permiten a los comercios crear campañas digitales personalizadas gracias a la data curada de preferencias y gustos de los clientes. 

Sabemos que los comercios ya no quieren solo aceptar pagos en sus sucursales, quieren herramientas digitales que les ayuden a crecer su negocio y estar sobre la curva tecnológica. Quieren dejar de perder tiempo en tareas administrativas para enfocarse en su producto; quieren gestionar mejor a su staff; quieren operar de forma más exitosa – sus ventas, mercadeo, finanza y operaciones; y lo más importante, quieren un aliado que entienda sus necesidades y problemas y que les ayude a diseñar soluciones digitales innovadoras para resolverlos. Eso es teip para todos nuestros comercios afiliados.

Si eres dueño/a de un comercio, conoces a alguien que sea dueño/a, o trabajas en el área administrativa de uno, y te gustaría saber cómo funciona teip, haz click aquí y con gusto te mostramos!

Únete ahora al acceso temprano de teip.

Alejandro Quintanilla

Alejandro Quintanilla

Founder & CEO teip

Discusión